Miércoles 30 de Julio del 2014

Proyección de Esquirlas Metálicas


Las esquirlas metálicas se originan principalmente en tareas asociados al uso de herramientas donde se golpea metal con metal, trabajos de tornería o esmerilado. La mayor parte, se generan debido a golpes de mazos contra aristas de materiales de alta dureza (Acero carbono, acero manganeso). También se han proyectado esquirlas en materiales de menor dureza, que están expuesto a esfuerzos repetitivas (bujes o canastillos de bronce que sirven de armazón para los polines de acero en rodamientos), donde la tensión aplicada provoca cambios en su estructura interna, teniendo como efecto un endurecimiento paulatino del metal.

Cuando el material es de menor dureza que el impactado, se genera flujo plástico o rebarba, el cual va depositándose en el contorno de la  superficie golpeada, y puede desprenderse en forma violenta durante el impacto. Este es el caso de cuñas, cinceles o barretillas cortas. También, en algunos casos por fallas en la fabricación del mazo, éste revienta al impactar otra pieza metálica.

El tamaño de las esquirlas varía entre 3 y 8 mm de diámetro y por lo general toma forma de lentejuela con bordes muy aguzados, que pueden  penetrar en la piel con gran facilidad. La gran velocidad que adquiere la partícula, permite que esta atraviese la ropa y se incruste en cualquier parte del cuerpo expuesta. Existen reportes de accidente con daños a los ojos, que han provocado graves consecuencias a la persona lesionada.

Dado su forma y tamaño, la partícula es difícil de detectar y extraer con los medios disponibles en un policlínico, por lo que a veces se requiere ubicarla mediante una radiografía y aplicar cirugía. En caso contrario la lesión, puede complicarse. Esto puede ocurrir cuando la persona sigue realizando actividades y la esquirla se ha incrustado en musculatura de alto movimiento. Ante la duda y mientras se consigue el auxilio médico, se recomienda inmovilizar inmediatamente la extremidad o parte del cuerpo afectada a objeto de evitar que el movimiento de la musculatura permita que la esquirla continúe dañando los tejidos y pueda provocar un cuadro infeccioso.

Las tareas con riesgo de proyección de esquirlas deben ser identificar plenamente a objeto de establecer algunas de las medidas correctivas que se proponen a continuación:

 

  1. Donde sea posible, se debe eliminar la generación de esquirlas en el origen. Esto se puede lograr modificando los métodos de trabajo, utilizando alternativas como torchado u oxicorte, etc.

 

  1. Se debe evitar golpear en aristas de materiales de aceros tenaces o duros tales como acero al carbono o manganeso. Cuando necesariamente se requiera golpear material de alta dureza (elementos de desgastes, etc ) se deben utilizar herramientas de menor dureza que eviten el impacto directo entre metales (Botador), aplicando solo golpes plano con plano.

 

  1. Las herramientas utilizar deben ser inspeccionados previo al trabajo para verificar sus condiciones de uso, eliminando aquellas que presenten flujo plástico y/o rebarbas.

 

Además de el equipo básico de protección personal,  debe utilizarse ropa de cuero completa al igual que los soldadores, protector facial de rejilla y biombos metálicos para aislar las áreas de la proyección de esquirlas.

Revista AMECOmunica

AMECOmunica Noviembre 2013

Cumpleaños del Mes

<<  Julio 14  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Actualidad Minería